La música en la era digital

Spotify

Hace unos cuántos días, llegó a México Spotify, un servicio online (gratuito y de pago) donde puedes escuchar música. Pero ¿qué tiene de interesante un servicio como éste? Primordialmente es escuchar música sin la necesidad de bajarla, encontrar artistas que no siempre están disponibles en el tan famoso iTunes y también la posibilidad de subir tu propio contenido.

Al parecer quedaron atrás esos días en los que te volvías loco por esperar a que saliera el disco de tu artista favorito o esperar que algún alma caritativa lo subiera al Napster o al Ares … ¡vaya que los tiempos han cambiado! Bendito seas Napster, que cambiaste el paradigma en lo que se refiere a intercambio de archivos y fundamentalemte cambiaste el paradigma de la música.

Ahora los artistas, además de producir cedés (a menor escala), se preocupan por llegar a más consumidores. Ya sea haciendo un release exclusivo en su site, casi siempre con tracks que tienen un límite de descargas y que no estarán en ningún otro lado; lanzándolos en servicios  como Soundcloud o Spotify, haciendo preventas en iTunes o estrenando su video en YouTube.

[one_fifth][divider_line][/one_fifth] [four_fifth_last][blockquote]

Napster cambió el paradigma del intercambio de archivos y fundamentalmente el paradigma de la música

[/blockquote] [divider_adv topwidth=”0″ bottomwidth=”14″ linecolor=”#46424f” ][/four_fifth_last]

Además, también hay servicios de radio por internet como Last.fm o Grooveshark, que nos permiten descubrir música que a veces no está disponible en nuestro país o región. Sin embargo, ¿cómo podemos medir el alcance del artista? Es difícil saberlo, pero lo que les puedo asegurar es que Psy, no hubiera llegado a tantos views de no ser por Youtube o si Justin Bieber no hubiera posteado su material jamás hubiera sido firmado por alguna disquera.

El poder de internet y sobre todo de las redes sociales, está lanzado gente a la fama, algunos duran más que otros, sin embargo, terminan siendo memorables y quedándose en nuestros recuerdos para la posteridad.




There are no comments

Add yours